Barranquilla y Lima protagonizaron una final que muy pocos olvidaran

La mañana del 28 de mayo en el Colegio Alemán de Quito se llevó a cabo la final de voleibol de los decimonovenos juegos Humboldt realizados en la capital ecuatoriana. Como toda final, tuvo su toque de tensión y gracias a al publico asistente que apoyaba y gritaba por su equipo el ambiente fue mucho más acogedor de lo esperado.

El partido inició y desde la primera bola que se jugó, los dos equipos mostraron tenacidad en su juego con un toque de agresividad. La tensión se hacia más grande al paso de cada anotación, y esto hacia que las delegaciones siempre estén dando su 110%. El partido nunca estuvo controlada del todo por ninguno de los equipos, al contrario siempre mantuvieron una igualdad, tratando de no conceder ningún tipo de ventaja y privándose de errores absurdos. Así concluyó el primer y mas largo set del partido a favor de Barranquilla después de un gran esfuerzo.

Conforme pasaba el partido, la agotación de los jugadores era más notable y esto provocó que cometieran los errores que no habían tomado lugar durante el primer set, haciendo que los entrenadores se desesperen con facilidad. Así el partido estaba llegando al final con una igualdad de 19-19 y desde ahí fue cuando Barranquilla haciendo un esfuerzo sobrehumano, calmó sus nervios y logró avanzar en el marcador y obtener la victoria, lo que le consiguió a la delegación el oro en esta disciplina.